¡Qué curioso!

… Los trabajos de Viggo Brun con  métodos de cribado, fueron ignorados por Edmund Landau por ocho años, y durante todo ese tiempo permanecieron en el escritorio del mismo.

Al parecer Landau encontró que la notación utilizada por Brun era ‘pesada’ y engorrosa, razón por la cual se hacía complicado leer y entender el escrito. Ahora sólo me imagino la impresión de Landau al darse cuenta las revolucionarias ideas que proponía (Basado en los trabajos de Jean Merlin), la demostración de que la suma de los inversos de los primos gemelos converge y la demostración de que todo número par suficientemente grande se escribe como la suma de dos enteros, cada uno de los cuales tiene a lo sumo nueve factores primos.


Referencias

  • An Introduction to Sieve Methods and Their Applications, Alina Carmen Cojocaru, M. Ram Murty, Cambridge University Press.
unwieldy

Sé el primero en comentar en "¡Qué curioso!"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*


A %d blogueros les gusta esto: